Estilo Loft

El uso de oficinas y locales como lugares para vivir surgió de los estudiantes y artistas neoyorquinos, quienes no tenían suficiente dinero para alquilar otro lugar donde vivir mientras realizaban sus estudios universitarios. Se ha vuelto una tendencia decorar los espacios del hogar con este estilo moderno, relajado y simple.

Este estilo moderno, vanguardista que conocemos como estilo loft, ha ido adaptándose a todo tipo de ambientes, más pequeños, y se ha ido mezclando con otros estilos también.

Sus principales características son los espacios grandes, sin divisiones, con mucha luz diurna. Las zonas comunes están conectadas entre sí, y el espacio vacío es uno de los elementos más importantes de este estilo.  Asimismo, el uso materiales industriales caracteriza también a esta tendencia.

Los espacios suelen dividirse en dos pisos, con una escalera como unión. Esta escalera cuenta con un gran peso en la decoración, debe ser sofisticada ya que es la protagonista y la encargada de crear armonía entre ambos ambientes. La integración visual es extremadamente importante, mediante los pisos, las paredes, el techo, los materiales y la escalera – los responsables de la sensación de uniformidad. Si se busca separar ambientes, en lugar de construir paredes, se recomienda el uso de bibliotecas o muebles.

 

 

 

 

Si sos un artista, vivir en un loft te dará la posibilidad de diseñar tu espacio preferido para poder trabajar y crear maravillosas obras. Si no lo sos, un espacio sofisticado y sobrio te dará el lugar perfecto para que puedas disfrutar de tu tiempo libre en tu hogar.

 

 

Estilo Bohemio Chic

Si el espíritu rebelde es tu mayor guía, si te gusta combinar los colores sin seguir las reglas, este estilo es el que te identifica. El estilo bohemio busca combinar colores, épocas y culturas, donde la buena onda y la frescura abundan.

Un toque de audacia y flexibilidad nunca vienen mal en los ambientes de nuestro hogar. El aporte que este estilo hace es el de mezclar, sin seguir normas establecidas, lo hacés según tus gustos y preferencias. La influencia del indie es claramente visible, pero el que tiene la última palabra siempre sos vos.

Lo que resulta más interesante que las características de esta tendencia sean lo distintivo, lo original y lo artístico. Podés explorar, conocer y descubrir diferentes aspectos dentro de tu misma casa, jugando con los colores, las texturas, las sensaciones que se trasmiten a través de la decoración. Tu personalidad se verá reflejada en las paredes, las alfombras y los almohadones, desafiando los límites de tu creatividad.

LAS REGLAS PARA SALIRSE DE LAS REGLAS
  • La flexibilidad es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta. Sin embargo, esto no implica que no contemplemos los excesos. No sobrecarguemos el lugar porque tendrá un efecto contrario al de la relajación, te vas a sentir atiborrado y agotado.
  • Usar piezas destacadas también es importante. Por ejemplo, puedes usar un sofá que tenga un estilo de antaño, el cual será el protagonista de tu ambiente. Debe destacar y resaltar, dando un toque de originalidad dentro de todo el conjunto.
  • Si te vas de viaje a otro país, o conoces a alguien que se vaya, puedes pedirle que te traiga un recuerdo que sea muy característico de la cultura de este lugar. Esto llamará la atención y hará la diferencia de una manera increíble.
  • Por último, los textiles tienen un rol super importante en la decoración. Poder jugar con las texturas y los estampados en las telas te abrirá un mundo de posibilidades para decorar tus ambientes. Desde el living hasta el dormitorio, las cortinas y los mobiliarios pueden verse personalizados gracias al uso de textiles. No tengas miedo, ¡no dudes en experimentar con ellos como más te guste!

la iluminación

La energía que se transmite gracias a la luz cuenta con esencial importancia en este estilo. Contar con la luz diurna hará que tu ambiente sea más calido y acogedor, por eso las ventanas son muy importantes y las cortinas deben dejar que la luz solar pase sin dificultades.

Durante la noche, el uso de velas, candelabros o faroles favorecerá el clima que quieres crear dentro de tu hogar. La luz tenue es la clave para esto.

elementos de decoración
  • Los elementos colgantes crean un ambiente bohemio, descontracturante. Hamacas, atrapasueños, lámparas le dan mucha onda al ambiente donde se encuentran. Te ayudarán a dispersarte y relajarte, hasta puedes colgar una hamaca paraguaya para relajarte allí, escuchar música o leer un libro, ¡suena como una excelente opción!
  • Las plantas también son una elección genial, le añaden frescura y vida al ambiente. Crean un espacio de armonía, color y vitalidad al lugar donde se encuentran. Pero… ¡ten cuidado de que sean plantas que sobreviven en el interior! Las enredaderas y plantas exóticas son las más elegidas en el estilo bohemio chic.

Sin dudas, este estilo es el más elegido por aquellos que tienen un alma joven y llena de vida, que se animan a ir contra las reglas y crear las suyas. ¡Fuera el temor y hola rebeldía!

 

Estilo Navy

Una nueva tendencia en decoración, conocida como navy, náutica o marinera, hace furor en la decoración de interiores.

Este estilo cuenta con la presencia de colores frescos, inspirados en el mar, así como también otros elementos que caracterizan la temática. Una casa de vacaciones decorada con este estilo creará el perfecto ambiente para que puedas relajarte y conectarte con la naturaleza. De igual manera, la habitación de los chicos es un buen lugar para decorar con esta tendencia, por sus colores frescos y naturales.

Más allá de sus usos más comunes, no podemos dejar de lado la frescura y la tranquilidad que trasmiten los ambientes decorados con este estilo. Por esto es que también podemos utilizar diferentes elementos que lo representan para decorar nuestros propios hogares. La abundancia del color blanco en combinación con el azul crea un espacio de relajación, ¡como si vivieras al lado del mar! También pueden ser acompañados de colores como el beige, rojo o amarillo.

Si hablamos de tapizados, el diseño elegido en este estilo son las rayas. Podés usarlas en almohadones, alfombras y sofá. Cuanto más anchas sean las rayas, mejor quedará.

En relación a los muebles, es aconsejable que sean de estilo rústico. Estos pueden ser hechos con maderas claras talladas a mano o simplemente unos bellos muebles pintados de color blanco.

elementos pequeños de decoración

Se recomienda a los amantes de este estilo que incorporen pequeños elementos para decorar los espacios, que estén relacionados a la temática marina. Dentro de estos elementos podemos elegir anclas, barcos, redes, estrellas de mar, peces y faros. Estos elementos temáticos pueden estar presentes en cuadros, miniaturas o estampados. Pero, ¡ojo! es importante no abusar de ellos. Sobrecargar el ambiente te hará sentir abrumado.

Si decides irte de vacaciones, recuerda que una casa que ha sido decorada con esta tendencia te hará sentir plenamente relajado. Si lamentablemente no te vas de la ciudad, ¡animate a decorar tu propio hogar! Tendrás vacaciones y relax asegurado durante todo el año.

 

 

 

Estilo escandinavo

Una tendencia en auge que destaca el uso de materiales naturales, como la madera, y los colores claros  es conocida como estilo escandinavo o nórdico.

Los detalles son lo que marcan la diferencia para aquellos amantes de este estilo, así como también la sencillez. Otra importante característica es la comodidad y la funcionalidad, lo cual prioriza el ahorro de espacio.

El uso de la madera es clave en este estilo, así como también su combinación con otros materiales, tales como metales y fibras naturales . Dentro de esta tendencia, predomina el uso de madera de colores claros, la cual abunda en las zonas nórdicas. 

La luz es una de sus principales características. Utiliza fundamentalmente colores claros, dentro de la gama de los blancos, dando una sensanción de comodidad y frescura.

DECORACIÓN DEL HOGAR

Jugando con el efecto de los colores y la luz, se utiliza también el color negro y algunos estampados. En sillones, alfombras o almohadones se utilizan diversos estampados para dar vida y calidez al hogar.  De igual manera, las plantas son elementos infaltables para la decoración del hogar.

Los cuadros en las paredes colaboran con la armonía entre el color blanco de las paredes. Unos tonos de color siempre ayudan a crear una sensación hogareña, de calidez y comodidad. Piezas modernas o clásicas, ambas son bienvenidas a esta tendencia.

De igual manera, la ambientación se crea también por medio de los textiles. Cortinas, manteles, almohadones y mantas son elementos claves, ya que en los países escandinavos el frío es un denominador común. Los tejidos son moneda corriente y no pueden faltar en tu ambiente.

Estilo Moderno

El estilo moderno se basa en el concepto de libertad en los ambientes, que nada ensucie la visión, sin llegar a ser minimalismo. 
Se basa también en los conceptos de las figuras rectangulares y cuadradas.

La simplicidad es su principal característica. Evitar el desorden y el caos es su principal preocupación.

Este estilo se enfoca en lo esencial, principalmente en base al amoblamiento. El exceso nunca forma parte de este estilo, solo lo imprescindible. Las líneas rectas son claves, se mantienen lineas puras y simples buscando siempre la comodidad dentro de la sencillez.

decoración de interiores

Si vamos a decorar basándonos en este estilo moderno, antes de pensar en el material o color, debemos tener en cuenta que los elementos que incorporemos deben tener personalidad.

Planificar es esencial, todo debe congeniar para crear concordancia entre sus partes. Los elementos deben compartir su personalidad, deben crear un todo como resultado de la suma de sus partes. El ambiente estará completo y armonioso si se planifica con anticipación, de manera que los diseños creen una sensación de perfección y pureza.

Otro elemento a tener en cuenta es la iluminación. La luz natural debe ser prioridad en estos espacios. Es una característica clave a la hora de crear un espacio moderno. En relación a la luz artificial, es conveniente que sea blanca. 

Los colores que predominan en este estilo, son los colores claros. El blanco es el principal protagonista. De igual manera, la gama de grises y marrones también juegan un rol importante y son elegidos por los decoradores. 

La tendencia que predomina en este estilo es utilizar los colores más vivos para los elementos de decoración, como almohadones, alfombras y cuadros. Se evita utilizar colores fuertes en las paredes, pero no significa que eliminemos el resto de los colores de nuestro hogar.