Una herramienta infalible

Cada tanto sucede que mirás tu casa y sentis que algo le falta, que te aburrió… Cambiar los muebles ya no sirve, o no podés porque no te alcanza el espacio. ¿Qué se puede hacer en estos casos? Existe una herramienta secreta, super accesible, que no todos tienen en cuenta. ¿Sabés cuál es? SI; ¡Los almohadones!

Este as bajo la manga es el más común de todos, ya que no ocupan mucho lugar y vienen de mil maneras. Podés encontrarlos en cualquier tienda de decoración o hasta incluso ¡hacerlos vos mismo! No tenés excusas.

Hay almohadones con forma de corazón, luna, estrella, redondos, cuadrados, rectangulares, lo que busqués. La única cuestión es saber combinarlos y encontrar tu preferido, el que más te identifique. También podés jugar con las texturas, ponerlos en diferentes lugares, no sólo el sofá. Existen otros buenos lugares, tales como estantes, camas y sillas, para darles un toque original que solo vos podés darle.

Sin dudas, esta herramienta tan útil no puede ser pasada por alto. Siempre tenemos que considerar el color del lugar donde lo vamos a poner, para así hacerlo resaltar y brillar de la mejor manera. Podemos utilizarlos sobre asientos rígidos con el fin de hacerlos más mullidos, dar un lugar original para relajarnos, leer un libro o ver televisión.

Los almohadones también pueden ir en el piso. Esta elección puede ser la más acertada para aquellos a quienes les gusta meditar. Son muy versátiles y al venir de diferentes tamaños podés elegir el adecuado acorde a tus necesidades.

Por último, no olvidemos que podemos decorar nuestros almohadones de la manera que más nos guste. Podemos grabarle una divertida frase para leer cada vez que estemos un poco tristes o podemos usarlos para darle ánimos a algún ser querido que vive con nosotros. Asimismo, podemos colocar diversos estampados que nos llenen de alegría en el lugar preferido de nuestro hogar.

Una excelente noticia es que no necesitamos de un gran presupuesto para poder renovar nuestra casa. Simplemente eligiendo unos hermosos almohadones, nuestro ambiente puede cambiar totalmente y llenarse de alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *